Retención en la fuente

 es un dinero que se te descuenta de la rentabilidad que recibes por un ahorro, para pagar anticipadamente tu impuesto de renta (algunas personas deben pagarle este impuesto al Estado cada año). Este dinero es pagado directamente a la DIAN.

Regresar